Inicio » Maternidad » Productos para bebés: Mis favoritos y mis nunca más
Maternidad

Productos para bebés: Mis favoritos y mis nunca más

productos-bebes

Hace unos días Waleska propuso una especie de reto, según el cual debíamos publicar hoy los cinco productos de puericultura que considerábamos más útiles y aquéllos cinco que acababan siendo un trasto sin uso, según nuestra experiencia, claro. Como es un tema que tenía en la carpeta de Posts pendientes, no me lo pensé y le dije que contara con mi post. Y aquí va, con el regalito de productos extras.

LOS PRODUCTOS PARA BEBÉS QUE VOLVERÍA A COMPRAR SIN DUDAR

Mis imprescindibles en puericultura

1. Minicuna Dream de Babyhome. Y aquí la marca importa, no da igual la minicuna, sino no la pondría. Vivimos en un dúplex y con esta minicuna nos evitamos el tener dos, una para arriba y otra para abajo. Es tan ligera que hasta yo podía subirla y bajarla por las escaleras sin problemas. Y además me encanta su diseño. Podéis ver sus características aquí.

2. Hamaca Babybjorn. Una maravilla y, sin duda, lo más recomendable de todo lo que hemos utilizado. La hemos llevado a todos sitios, sobre todo con Marcela. A diferencia de la mayoría de hamacas, esta puede usarse creo que hasta los 2 años, no hasta los 6 meses. En su web podéis entender por qué me gusta tanto.

3. Carro Bugaboo. Otra maravilla. Que sí, que los hay más económicos y quizá menos grandes, pero si te cabe en el ascensor y en el maletero, yo no lo dudaría. Precisamente me convencí de su compra tras leer un artículo de Waleska en Ciao allá por el 2007 – gracias amiga, entonces desconocida, jeje –

4. Aro de baño. El nuestro era el de la foto, pero vaya, que imagino que poca diferencia habrá con otros. Lo tuvimos con Marcela y volvimos a comprarlo con Bruno, igual. Hay otros que se abren para que sentar al bebé en él sea más fácil, este no, pero sus ventosas, difíciles de mover, me daban seguridad. Lo utilizamos en ambos casos hasta pasados los 18 meses por la tranquilidad de saber que no podían resbalar.

5. Termo de líquidos de Bebedúe. También lo pongo por la marca, porque no es igual que otros muchos termos. Cuando tuvimos a Marcela salíamos mucho, pasábamos el día fuera siempre que podíamos. Como no le daba el pecho necesitaba llevar agua caliente para los biberones, para no depender de encontrar bares por el camino que acertaran con la temperatura del agua. Aseguro que llenando el termo con agua ardiendo por la noche hemos llegado a utilizarla, aun caliente, la tarde del día siguiente.

Otros súper-recomendables:

6. Empapadores, y mejor si son baratos, para no arruinarnos. Yo los utilizaba sobre el cambiador, o como cambiador fuera de casa. Y para la retirada de pañal son sin duda el mejor aliado para el sofá, el carro o la silla del coche.

7. Saco de dormir. Si eres de las que padece por si se destapan y cogen frío, ni te lo pienses. Creo que el que teníamos era de Grobag y no he podido estar más contenta. Salió buenísimo, lo han usado los dos y ha acabado nuevo.

 

LOS PRODUCTOS PARA BEBÉS QUE ME PODRÍA HABER AHORRADO

Productos de puericultura prescindibles para mí

1. Cojín de lactancia. Tenía el de la foto, aunque no creo que hubiera sido mejor con otro. Lo encontré incomodísimo para dar el pecho – los pocos días que di – y a los niños lo de estar tumbados en él como que no. El único uso guay que le he dado, para eso sí me moló, fue para dormir yo, que con el barrigón que tenía me hacía estar algo más cómoda. Bueno, yo es que de normal duermo con un cojincito bajo el brazo. Para más info id aquí.

2. Arrullos. Para qué se usa esto? Que sí, que ya sé para qué se usa, nada que no pueda hacer una mantita cálida y más grande que realmente les tape. Teníamos 3 – Usamos 0

3. Termómetro para el agua. Donde esté la mano o el codo de la mamá / papá no hay termómetro que valga.

4. Calientabiberones, para casa y para el coche, para más INRI. Coñazo monumental que usamos al principio con Marcela, por eso de que lo compramos y pensábamos que con el micro era imposible acertar la temperatura. Ja! ja! ja! Y fuera de casa, como ya he dicho, el termo.

5. Mochila portabebé. Y aquí sí que he de pararme a explicar. Tenemos la Manduca, como la de la foto, que compramos para Bruno. Una maravilla, sí, pero si la usas. Y ese es el motivo de que esté en la lista de los que podría haberme ahorrado, porque nos gastamos más de 100 € en esta súper mochila y la hemos utilizado cuatro días, en un viaje a Madrid a los 5 meses de Bruno. Puede que después la hayamos utilizado un par de días sueltos más, pero ya. Y por qué no la doy o la pongo a la venta? Porque aun hoy tengo la intención de utilizarla con él a la espalda, para alguna excursión a la montaña. Pero vaya, que si cuando nos vamos de excursión nos olvidamos de cogerla…

Qué más me ahorraría ahora?:

6. Esterilizador. Desde luego no compraría el que tuvimos nosotros. Lo usamos con Marcela hasta los 6 meses más o menos y luego nos deshicimos de él. Con Bruno estuvimos hirviendo hasta que nos dejaron uno de Avent de microondas, rápido y que ocupa “poco”. Antes de que cumpliera tres meses ya no esterilizaba nada.

7. Robot de cocina de Chicco. Tendría que haber comprado el Babycook, o ninguno.

 

Seguro que si pensara un poco más y mejor, en ambas listas podría incluir otros productos, incluso antes que algunos de los que he puesto. Sé que no coincidiremos en muchos, pero aquí sólo reflejo mi experiencia.

Si eres primeriza y tienes que comprar las cositas para el bebé, te recomiendo que te informes bien antes, sobre todo teniendo en cuenta que las cosas de bebés no son precisamente baratas y suelen ocupar bastante espacio en casa.

Reconozco que como primeriza me volví un poco tonta y lo compramos todo, o casi (me negué a comprar el calientatoallitas y el contenedor de pañales sucios). En la tienda de puericultura aún nos hacen la ola cuando vamos – y no es broma, que lo cogimos todo en el mismo sitio -. Con Bruno, no sólo es que apenas hemos comprado nada porque ya lo teníamos, es que ni siquiera hemos utilizado todo lo que teníamos. Al ser el segundo me volví mucho más práctica.

Para ver la clasificación de Waleska y de otras mamis blogueras, mirad el post que se publica hoy en Mamis y Bebés.

 

Puede que también te guste

18 Comentarios

  • Responder
    Walewska
    31 enero, 2014 at 15:28

    Ayyyyy qué ilusión que te ayudara a comprar el carrito… por esto empecé yo en los blogs, hija, por ayudar. ¡No sabes qué feliz me hace! Me lo habías dicho ya, pero no me acordaba… y hace una ilusión…

    La verdad es que hay cosas que son estupendas pero si tus hijos por lo que sea son de no, es que no. La hamaca de Babybjorn es maravillosa. Yo por eso mismo la pedí para Mencía, en plan capricho y la usé exactamente dos minutos. Pero no porque fuera mala sino porque mi hija era una petarda. Al final las necesidades de cada uno dependen tanto de como es el carácter de los enanos.

    Muchísimas gracias por tu visión. Un beso enorme

    • Responder
      golosi
      31 enero, 2014 at 17:06

      Sí, ya te había dicho lo del Bugaboo, jeje.
      Y tienes toda la razón del mundo. Hay productos q no he puesto en ninguna de las listas porque con uno de mis hijos fue genial y con el otro ni fu, ya ves.
      Un besote, me ha encantado hacer el post :-)

  • Responder
    Maria Paradela
    31 enero, 2014 at 19:41

    Me han dejado la hamaca de BabyBorjn para la pitufa y nada que ver con la que tengo del niño. Pero nada que ver.

    Con el Bugaboo coincido, otro imprescindible. En el cojín de lactancia no he caído ninguna de las dos veces, aunque reconozco que aproximadamente el primer mes con la pitufa usé una almohada. Pero vamos, que sirve igual la almohada, vaya.

    Arrullo con el niño usé mucho. Con la niña nada. Y esterilizadores… Esterilizo la primera vez y luego de vez en cuando. Prescindible total, tampoco he tenido, cuando esterilizo lo hago hirviendo.

    Y eso sí. Sin el portabebes no soy nada.

    Besos, guapetona. Y hazme caso. Publicar en viernes tarde es ruina. 😛

    • Responder
      golosi
      3 febrero, 2014 at 23:15

      Lo sé, lo sé, que ya he caído dos veces seguidas, juas juas. Y seguro que no es la última, no ves que me fijo tan poco en esas cosas? jeje.
      Un besote reina.

  • Responder
    mamapuede
    31 enero, 2014 at 22:10

    Estoy de acuerdo contigo en muchas cosas, pero lo de los arrullos… si son monísimos!!! yo para el primero le tuve 3 y si los utilice y para el segundo también pienso hacerlo.

    Por ejemplo lo de la mochila portabebé, me dejaron una que ni saque de la caja y en cambio ahora estoy pensando en comprarla porque creo que si me va a resultar útil.

    • Responder
      golosi
      3 febrero, 2014 at 23:16

      Pues lo que digo, si la vas a usar, genial, porque desde luego útil es. Pero para que se quede nueva como en mi caso pues hija, es una pena.
      Un beso

  • Responder
    Sorgina Pirulina
    1 febrero, 2014 at 17:12

    Hola! me ha surgido una duda al leer…el otro día estuve mirando los robots de cocina, al preguntarle a la dependienta por las diferencias entre uno y otro, no supo aclararme nada, simplemente me dijo que el babycook era más conocido pero que todos eran iguales (no me fíe mucho de la respuesta…) pero al leer tu artículo, das a entender que sí que hay diferencias, verdad? por qué dices que prefieres la babycook a la chicco?

    • Responder
      golosi
      2 febrero, 2014 at 17:39

      Bueno, no sé si volverás a buscar la respuesta a tu comentario, pero aquí la dejo, jeje. Tengo amigas con la babycook y es muuuuucho más rápudo. También es verdad q te hablo de hace 5-6 años, no sé si Chicco habrá mejorado.

  • Responder
    enlacajaazul
    2 febrero, 2014 at 17:32

    Muy cierto que muchas veces compramos por comprar, y pese a informarnos muchisimo hacemos compras no necesarias. Coincido en muchas cosas, sobretodo en el buga, a mi encima que me sirvió para dos peques y como nuevo!

    • Responder
      golosi
      3 febrero, 2014 at 23:17

      Sí, nosotros también hemos utilizado el Bugaboo con Bruno. La verdad es que como ya pensábamos utilizarlo con un segundo pues con Marcela lo dejamos de utilizar al año y poco, que la pasamos a la Maclaren. Con Bruno, que tiene dos años y medio, aun lo utilizamos a veces, jeje. Y sigue más que decente.

      Un besote

  • Responder
    Laura enmicasayenlatuya
    2 febrero, 2014 at 22:50

    Muchas gracias!!!! Espero que pronto me sea útil!!!
    Feliz semana!!
    L

    • Responder
      golosi
      3 febrero, 2014 at 23:18

      Espero que sí 😉
      Gracias maja

  • Responder
    Irene MoRe
    3 febrero, 2014 at 09:19

    En algunas cosas coincido contigo, en otras no, pero imagino que es normal. Y lo que es seguro es que, a pesar de lo que sé por experiencia propia y por lo que contáis otras madres, seguro que con un segundo vuelvo a comprar cosas que son muy prescindibles.
    Besos.

    • Responder
      golosi
      3 febrero, 2014 at 23:21

      Pues nosotros con Bruno creo que la única compra inútil fue la Manduca, y ya digo, no porque sea mala compra, sino porque no la hemos usado, una pena. La verdad es que no nos hizo falta comprar apenas nada porque de Marcela lo teníamos todo. Bueno, todo salvo la bañera, aunque no compramos ninguna. Primero lo estuvimos bañando en nuestro lavabo, luego en la hamaca dentro de la bañera grande y a los cinco meses con el aro de baño.
      Besazos reina

  • Responder
    Mama lactivista
    6 febrero, 2014 at 21:07

    Me matas con la Manduca!!! 😉 no la tires!! no la vendas!! Yo te enseño cuando quieras!! Todo con tal de que los papis disfruten del porteo!!
    PONTE A TU BEBE
    Un beso grande
    http://www.bebetetaymimitos.es

    • Responder
      golosi
      28 abril, 2014 at 10:59

      Vaya! Se me pasó este comentario, lo siento. Pues mira, precisamente la puse a la venta la semana pasada y ya la tengo prácticamente vendida :)

  • Responder
    Virginia
    28 abril, 2014 at 09:46

    Muy interesantes estos posts de las mejores y peores compras. A las q somos primerizas nos están viniendo genial :)
    Yo aún estoy dando el pecho a mi hija, pero me apunto la idea del termo de bebedue para cuando la dé biberones. Pero me surge una duda "logística", q tamaño comprar? El de 500ml? Cuál utilizaste tú?
    Para los pures has probado también los termos de esta marca?

    Muchas gracias, Virginia

    • Responder
      golosi
      28 abril, 2014 at 10:58

      Me compré también el de sólidos, el más ancho y bajo. Pero este sin embargo no lo recomiendo, aunque tengo amigas que están contentas. De todas formas, para puré quizá mejor el otro, más alto y ancho que el de líquidos.
      Gracias por pasarte, me alegra que te sea de utilidad el post :)

    Agradezco tu comentario