Inicio » Maternidad » Hasta el moño de pipís y cacas
Maternidad

Hasta el moño de pipís y cacas

pipis-cacas

Necesito desahogarme y antes de salir a la mini-terraza a gritar o ponerme a lanzar jarrones por casa, pruebo con el blog, que dicen que sirve de vía de escape.

Estoy harta de limpiar pipís por casa, que el mocho ya parece una extensión de mi brazo. Hasta el chirri de recoger las cacas que Bruno va soltando donde puede, que eso de decirle que se haga encima porque lleva tres días sin hacer lo ha interiorizado como pocas cosas, y da igual que lleve calzoncillo que no, que él “caca fuera”. Hartísima de limpiar puertas, mesas o paredes sobre las que se ha posado una mano con mierda caca.  Hasta el moño de poner lavadoras, tender, recoger, doblar, guardar, sacar, sacar, sacar, sacar… hasta quedarnos sin calzoncillos ni pantalones. Y volver a lavar. Y así desde el sábado, que parece un retroceso.

 

Venga, no me seáis remilgadas, que seguro que habéis visto
más de una y de dos

Se me han llevado los demonios por tener que recoger un montón de libros, de juguetes, de pulseras y yo qué sé qué más, que es lo único que me ha dado tiempo a ir haciendo esta tarde entre pipí y pipí y entre caca y caca. Y para colmo, casi a la hora de los baños, porque antes no he podido – ¿a que no sabéis por qué? -, me he puesto con Marcela a prepararlo todo para hacer galletas y… un paquete de harina caducado, otro con bichitos y otro con apenas dos cucharadas. Azúcar y mantequilla a la mierda basura. Y Marcela con un disgusto de narices. Y Bruno meado en la trona desde la que iba a ver y ayudar a las reposteras.

Hay días en que estás más relajada y que parece que la paciencia no tiene fin. Días en que las cacas te parecen flores y te parece que los juguetes por recoger son síntoma de enorme felicidad y aprendizaje de tus vástagos. Días en que hasta pena te da que llegue la hora de acostarlos – ¡mentira! -. Pero hoy no ha sido de esos días.

 

Puede que también te guste

24 Comentarios

  • Responder
    Alejandra BrazosyAbrazos
    9 septiembre, 2013 at 21:21

    Cómo te entiendo, ese calvario lo pasamos con mi mayor y no quiero ni recordarlo. Calzoncillos que han ido a la basura o que hemos abandonado en la calle, me faltan dedos para contarlos. Si te sirve de consuelo, tarde o temprano todo pasa.

    • Responder
      golosi
      9 septiembre, 2013 at 21:31

      Eso es lo que me consuela, que sé que pasa, pero es como todo, en el día a día te vas volviendo pelín loca, jaja.
      Un besazo

  • Responder
    adormir
    9 septiembre, 2013 at 21:31

    Hayyy…. ¿que te voy a decir?
    Ánimo y mucha paciencia. Seguro que en unas pocas semanitas te estas riendo de lo que hoy escribes. Ya veras que sí. Ten fe. Un besazo

    • Responder
      golosi
      9 septiembre, 2013 at 21:35

      No, si fe tengo, pero hasta que llegue pues despotrico 😉
      Un beso, guapa

  • Responder
    Martina Calzada
    10 septiembre, 2013 at 01:33

    Recuerdo que una tarde como la que cuentas la tuve haciendo una tarta para el santo de Carmen e intentando además que ella no lo viera para que fuera sorpresa. Al final lo conseguimos y solo nos queda ese día para el recuerdo. Ánimo que todo pasa 😉

    • Responder
      golosi
      10 septiembre, 2013 at 15:20

      Mal de muchos consuelo de tontos, no? Pus aquí una tonta, jeje.
      Gracias reina

  • Responder
    paula sd
    10 septiembre, 2013 at 06:13

    venga, mucho ánimo, y que el hijocidio se aleje de tu mente!!!! mañana será otro día!

    besos

    • Responder
      golosi
      10 septiembre, 2013 at 15:22

      Jajaja tanto ha parecido? Uff, pues sí q estaba ayer mal, sí. Hoy mejor, al menos de momento :)

  • Responder
    una mama practica
    10 septiembre, 2013 at 07:52

    abuf… Miedo me da cuando nos toque la operacion pañal a nosotros… imagino que de sencillo no tiene nada. Animo guapa y espero que hoy sea un dia mucho mejor y las cosas vayan mas rodadas. En nada seguro que la cosa con Bruno a mejorado. Venga que ya mañana es casi vispera de viernes :) Un besazo!

    • Responder
      golosi
      10 septiembre, 2013 at 15:23

      Ay maja, no te vo a engañar, la operaciòn pañal es, como poco, un coñazo. A partir de ahí lo q quieras.
      Un besazo

  • Responder
    Monica Aranda
    10 septiembre, 2013 at 09:21

    ainss amiga te entiendo…yo por suerte no he tenido que recoger cacas del suelo, pero lavar calzoncillos cagaos….buff se me hizo algo del dia a dia….tranquila mujer, paciencia (que facil es decirlo) y ya veras como pronto cambia y hace sus cositas en el wc.
    y por lo de las galletas….a mi me suele pasar cuando quiero hacer reposteria, siempre me falta algo y tengo que dejarlo para otro dia…
    eso si, el dulce te quita todos los males…yo tambien lo hago.

    • Responder
      golosi
      10 septiembre, 2013 at 15:24

      A lo de las falletas ahora nos ponemos, acabamos d comprar la harina :)

  • Responder
    Irene MoRe
    10 septiembre, 2013 at 10:27

    Haz hecho fenomenal con la recompensa, el dulce lo calma todo. Ánimo guapa, espero que pronto recuerdes esto con una sonrisa. Un besazo.

    • Responder
      golosi
      10 septiembre, 2013 at 15:25

      Nada como zamparse una bolsa de chuches sin remordimiento alguno 😉
      Gracias hermosa

  • Responder
    Coleccionando Cosas Bonitas
    10 septiembre, 2013 at 10:30

    post como estos destruyen mi poco instinto maternal, jajajaj

    animo!!!

    • Responder
      golosi
      10 septiembre, 2013 at 15:27

      Pues esto no es de lo peor, jajaja. Aunque lo mejor compensa :)

  • Responder
    vanina
    10 septiembre, 2013 at 12:41

    Ánimo preciosa, es una etapa muy cansada, pero ya verás cómo pasa! y hay días que con lavadoras o sin ellas, nuestra paciencia se agota…no desesperes, que puedes…y si no siempre nos quedarán las chuches!!
    Besines

    • Responder
      golosi
      10 septiembre, 2013 at 22:50

      Eso q no falte, jeje.
      Gracias amiga por los ánimos, has dado en el clavo :)

  • Responder
    mantitadecleo
    10 septiembre, 2013 at 14:12

    Ánimo!!tu piensa que esta etapa pasará, y quizá la recuerdes con una sonrisa 😉
    Un abrazoo

    • Responder
      golosi
      10 septiembre, 2013 at 22:52

      Lo de tener la certeza de q es sólo una etapa q acaba pasando es lo q hace q no acabemos desquiciadas, pero en la OP y muchos otros momentos.
      Un beso :)

  • Responder
    Marta Perez
    11 septiembre, 2013 at 09:26

    Nena!! Cuando vi la foto, pensaba que habías adoptado algún animal!! Es desconcertante tener que estar limpiando a cada rato, pero las chuches eliminan todo rastro de ansiedad :) Ánimo, el orinal es un amigo 😛

    • Responder
      golosi
      13 septiembre, 2013 at 08:11

      Si el wc no le mola el orinal aun menos :(. De todas formas, fue ese día. Luego se ha hecho, pero no ha sido igual.
      Animales yo? Nooooooooooooooo
      Besos

  • Responder
    Y entonces llegó el caos
    19 septiembre, 2013 at 12:32

    Maja, no te había comentado porque estoy de un perecismo…. Qué tal vais? Ha mejorado la cosa?
    Un beso grande

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    3 octubre, 2013 at 17:10

    Buffff.. leerte me ha hecho recordar el calvario de operación pañal que pasé con la mayor. Casi 6 meses detrás de ella, limpiando pisas y cacas y ropa y alfombra.. bueno lo que tú has dicho. Y aquí todas las casas tienen parquet de madera porque el invierno es muy frío, ni te cuento qué le hace el pis a la madera :(((
    Y lo mejor es que en breve me tocará pasar por lo mismo con el pequeño. Yupiiiiiiiiiiii!

  • Agradezco tu comentario