Inicio » En familia » Viajar con niños: Los viajes que hemos hecho nosotros
En familia

Viajar con niños: Los viajes que hemos hecho nosotros

viajes-5

A un mes de las vacaciones y aún no sabemos dónde nos vamos a ir de viaje. Cuando creíamos tenerlo casi claro, las dudas, las teles y las cocinas se han interpuesto en nuestro camino y han hecho que nos lo replanteemos. Así que en estos momentos no hago más que mirar posibles viajes, pero estamos perdidos. Igual miramos de irnos a la Selva Negra como a los Pirineos; igual me pongo a planificar una ruta por Francia en coche como miro avión hacia Menorca.

En estas estaba yo cuando el otro día, visitando un foro sobre viajar con niños en el que estoy registrada, encontré un comentario que escribí hace un par de años. Mi comentario era en respuesta a ¿A dónde habéis ido con niños de 6 y 2 años?. En aquel entonces ni tenía blog ni pensamiento de tenerlo, pero leyéndolo he creído que quizá podría resultar interesante publicarlo aquí ahora que sí tengo, dadas las fechas prevacacionales en las que estamos la mayoría.

Sólo numero los viajes que hemos hecho con los niños, sin excederme en explicaciones y detalles sobre ellos. Desde la fecha en que lo publiqué hasta ahora hemos hecho algunos más, así que los añado al listado inicial. Veréis que no son grandes viajes – todo llega -, que la mayoría son en España y que últimamente hemos bajado el ritmo, jajaja.

Aunque para nosotros el viajar con niños desde pequeños no nos ha supuesto más problema que el económico, sobre todo cuanto mayores son – a partir de 2 años pagan avión, necesitamos habitación triple como mínimo, y para comer y cenar de restaurante somos cuatro – conozco muchísima gente a la que se le hace un mundo viajar con niños pequeños. Pero para nosotros el ofrecer esa experiencia a nuestros hijos es hacerles uno de los mejores regalos, y compartir juntos momentos tan especiales como los que supone casi cualquier viaje, por breve o cercano que sea, es una de nuestras mayores alegrías como padres. Qué lástima tener a Don Dinero siempre presente. Y qué lástima no poder coger mini-vacaciones (viernes y lunes) cuando queramos, es decir, cuando los billetes de avión son más baratos.

Bueno, que me enrollo y yo lo único que quería era copiar aquí lo que escribí en ese foro en su día, complementándolo con algo más que hemos hecho después. Ahí va (al acabar veo que me ha quedado demasiado largo, lo siento)


Cuando sólo teníamos a Marcela recuerdo
(me dejo alguno seguro):

Cabo de Gata (Almería) con 5 meses, una semana en agosto: para mi gusto demasiado calor y playa para tan pequeña, aunque en mi caso como íbamos a una casa con mis suegros pues no abusé, pero vamos, el plan para tan peque no me va.

San Sebastián con 5 meses (a los tres días de volver de Almería): estuvimos también una semana y mucho mejor. Y al ser tan peque ningún problema, a nuestro aire. Alquilamos una casa rural con unos amigos que tenían una niña algo mayor y allí lo preparábamos todo.

Roma, con 7 meses: muy buena experiencia, y eso que las calles de Roma para el carro… (acostumbrada a Castellón, claro, jejeje). Eso sí, hacía poco que habíamos empezado sólidos y estábamos introduciendo algunos alimentos y eso sí fue un rollo. Los potitos allí no son como aquí y ella tampoco estaba acostumbrada a los potitos, así que comió lo que comió. El avión muy bien.

Pirineos cuando tenía 10 meses: fuimos a esquiar (ella no, lógicamente) y nos alojamos en una casa alquilada con los amigos para Fin de Año. En la estación de esquí se quedaba con quien no esquiara; sin problemas.

Cantabria con año y medio: muy bien. Comía de todo, así que ningún problema por ese lado. Estuvimos en Cabárceno y la verdad es que no se enteraba mucho, aunque le hacía gracia ver los animales, claro, pero ya no recuerda la experiencia.

Cabo de Gata, con año y medio / dos años y medio: Vamos todos los veranos una semana más o menos en agosto, excepto el verano que nació Bruno, que era muy peque para el plan que se lleva allí.

Albacete con año y medio, a la vuelta de Cabo de Gata: en una casa de mi familia y como eran fiestas en el pueblo pues muy bien, pero sólo estuvimos tres días.

Campo de Criptana (Ciudad Real) con 20 meses: bien, en casa rural con más amigos con peques y ella encantada.

Toledo, con casi dos años: muuuuuuuuuuuuuuuucho frío, a principios de enero, y aun así ella lo llevó genial; yo no tanto, que no lo esperaba y no iba preparada. Nos alojamos en hotel y muy bien, aunque ahora cogería uno más céntrico.

Las Palmas (Islas Canarias), con casi dos años y medio: el avión genial y allí más aun. Nos alojamos en el Lopesan Costa Meloneras y un 10. Para ir con niños está genial, y eso que ni es el tipo de turismo que nos gusta hacer ni aprovechamos mucho las instalaciones por no pasar en el hotel mucho tiempo, pero para repetir.

Carcassone (Francia) con más de dos años y medio: fuimos en el puente de diciembre y genial. Buscábamos algún lugar con mercadillos y ambiente navideño y aunque nos quedamos con la espinita de viajar a Bruselas, Brujas y Gante, acertamos de pleno. Súper recomendable ir con niños a un lugar así, porque hay muchas atracciones para ellos y el ambiente es mágico. Visitamos otros lugares cercanos, como Toulouse y Narbonne.

Pamplona con tres años: ella se acuerda y aún sigue encantada con ese viaje. En la ciudad hay un parque de columpios y juegos cubierto, creo que es la antigua estación de autobuses. Es una pasada.

 

Ya con los dos niños los viajes han sido:

La Molina, en los Pirineos, con tres años y medio Marcela y dos meses que hizo allí Bruno: Estuvimos una semana en agosto y lo recomiendo 100%. Instalan una especie de parque de aventura para niños: tubbing, tirolina, caballos, paseos en barca… Repetiremos sin duda, porque la niña disfrutó de lo lindo y pudo hacer cosas que no hace normalmente. Nos alojamos en el HG La Molina y muy bien, porque tiene piscina descubierta (pero vaya frío) y otra cubierta que es spa pero que tiene establecidas unas horas para que vayan también niños. Y vaya vistas en la terraza. Y en el hotel hay una especie de club infantil, como una ludoteca donde pueden quedarse los peques jugando con una monitora. Está muy bien.

Madrid, con casi cuatro años Marcela y cinco meses Bruno. Fuimos en el puente de diciembre, volviendo a quedarnos con la espinita de Bélgica. Elegimos Madrid porque creímos que de España era la ciudad que más ambiente navideño podía tener. Estuvo genial, sobre todo en la Warner, que estuvimos la apertura de la temporada navideña y era una pasada. También nos encantó la feria de ocio infantil Dabadum, en Ifema, que es en esas fechas.

Port Aventura un mes después, unos días previos a Reyes, aunque fuimos ida y vuelta el mismo día. La pena es que Marcela no tenía altura suficiente para muchas atracciones, pero Sésamo Aventura está genial.

(Edito, que se me había olvidado este) Andorra, Marcela con cuatro años recién cumplidos y Bruno con 8 meses: fuimos una semana a esquiar a Grand Valira. Marcela se estrenó sobre los esquís y parece que le gustó. Bruno enfundado en el mono pasaba el rato en la terraza de la cafetería, con mi suegra o conmigo principalmente, turnándonos (bueno, más con mi suegra, jeje). Las tardes, al bajar de las pistas, paseábamos por Andorra.

La Cerdanya, en los Pirineos, con 4 años Marcela y 1 año Bruno: Nos gustó tanto la experiencia del verano anterior en La Molina, que quisimos repetir con algo parecido. Fuimos con una de mis amigas guetiles & family y nos alojamos en el Camping Bungalow Park de Cerdanya. Sin duda, unas vacaciones estupendas, como podéis ver en el post que escribí a la vuelta (aquí)

Cabo de Gata, con 4 años Marcela y 1 año Bruno: Como he dicho, vamos todos los veranos y el pasado no podía ser menos. El lugar donde nos quedamos es una verdadera maravilla, un paraíso casi secreto, así que no le hago publi (también porque sino mi suegra no me deja volver, jejeje)

Albacete, el mismo verano,  al volver de Cabo de Gata. Fuimos en fiestas, coincidimos con parte de mi familia y estuvimos cuatro días. Parece que a Marcela le gustó esto del pueblo.

Y desde el verano pasado… NADA! Increíble, ni puentes, ni fiestas ni findes… No hemos salido de viaje. Nunca habíamos estado tanto tiempo sin viajar, aunque sean pequeñas salidas, así que estamos deseando decidir ya dónde nos vamos este verano, además de a Cabo de Gata, claro, y que llegue agosto para disfrutar de nuestras vacaciones. Y hasta estoy mirando vuelos para los puentes de este año, donde sea!

Ah! Desde hace unos cuantos años vamos a Tarragona cada dos por tres, durante un fin de semana. Realmente vamos a Comarruga y al Vendrell (Tarragona) y/o a Vila-nova i la Geltrú (Barcelona), y alguna vez a Sabadell (Barcelona), ya que es donde viven mis amigas guetiles (las de la uni) y aprovechamos para quedar todas con familias incluidas. Yo le llamo “ir a Tarragona” porque es en esa ciudad donde viví y estudié tres años y donde nos conocimos e iniciamos nuestra gran amistad. Es una pena no tenerlas más cerca, por eso vamos tanto, aunque esto no lo cuento como viajes, ya que lo hacemos como si nada, como quien va a casa de los abuelos un finde, jajaja (aunque no sea tan a menudo como me gustaría). También nos vamos de “finde rural” cada año en septiembre, alquilando una casa para las 6 familias en algún pueblo de la provincia de Tarragona.

Lo dicho, que se puede viajar con niños a casi cualquier sitio, de hecho hay quien los lleva a viajes exóticos y aventureros, pero eso ya es otro nivel y otro chip. Si no hemos hecho viajes más largos y más lejos no ha sido por ellos, ha sido por pelas o por tiempo. En cualquier viaje que haya estado en nuestra cabeza hacer desde que nacieron, y han sido muchos, siempre hemos contado con que ellos vendrían; aunque finalmente no los hayamos hecho, jeje.

Y vosotros, ¿dónde vais a pasar las vacaciones? ¿Salís mucho de viaje con vuestros hijos? ¿Les gusta?

Puede que también te guste

14 Comentarios

  • Responder
    Marta Perez
    4 julio, 2013 at 08:03

    Yo salgo con mis hijas de vacaciones en el único mes que tengo de vacaciones, agosto, y este mes es horrible para ir a ninguna parte, por la cantidad de gente que hay siempre. Pero nunca me arrepiento de coger aviones o trenes.
    También escapadas a hoteles del sur de la isla de fin de semana. O incluso a Zaragoza en algún puente.
    Cuando hemos dispuesto de varios días, recorrer los pueblitos del interior es genial con las enanas, porque pueden ir a su aire, correr, ver la naturaleza, etc… Se lo pasan del 10

    • Responder
      golosi
      4 julio, 2013 at 10:48

      Pues me pasa, igual que mi mes de vacaciones es agosto. Y bueno, en marzo son las Fiestas grandes de Castellón y cerramos la oficina, así que esa semana la tengo libre, pero si vamos a algún sitio es a esquiar, así que nada de planificar un viaje ahí. Por marido, pq por mí aprovecharía para ir a otro sitio, la verdad.

      Un besote

  • Responder
    Moisés T Paz
    4 julio, 2013 at 09:30

    Anda que no habéis ido a sitios!
    Nosotros no tanto con los peques, pero básicamente porque son más pequeños y no nos ha dado tiempo a tanto y por tema económico.
    Ahora así que recuerde…
    Salardú (Vall d'Arán), Espluga de Francolí, Mont-roig (camping verano), Altafulla (camping verano cerca Coma-ruga), Andorra, Madrid (8J), Port Aventura, Valencia (fallas), Costa Azul, Tossa de Mar (playa).
    Como ves, aún no nos hemos decidido a coger el avión, pero bueno, supongo que en breve lo haremos.
    Supongo que para otoño si mejora un poco la cosa iremos a Zaragoza. Y para el año que viene, pues… ya veremos.

    • Responder
      golosi
      4 julio, 2013 at 10:51

      Mira, el tema económico es el que frena la mayoría de veces; anda que no hemos echado viajes atrás porque a la hora de decidirnos pensábamos que era mucha pasta y que mejor para más adelante. Así a lo tonto llevamos 3 años queriendo ir a Bélgica para el puente de diciembre, y con los bielletes de avión por las nubes en esas fechas pues siempre lo dejamos "para el año que viene", jajaja. Pero es que lo de que paguen avión los niños también es una caca, pero claro, ocupan sitio, en fin.

      Un beso

  • Responder
    Lourdes L.
    4 julio, 2013 at 12:19

    Yo tampoco he salido de España desde que nació el peque, pero no es necesario para seguir descubriendo sitios hermosos y para disfrutar.
    Su primer avión fue con 8 meses a Menorca. Lo pasamos genial, en un hotel con temática Picapiedra super pensadao para familias con niños. Tenemos que volver ahora que lo disfrutaría más.
    A nosotros nos encanta la costa Cantábrica, y siempre dejamos algunos dias de sol y playa por el levante. Eso sí, cada vez a un sitio distinto.
    Este año nos toca Matalasacañas (Huelva) y Jerte.
    Besotes.
    Lourdes.
    http://lapeormadredelano.blogspot.com.es/

    • Responder
      golosi
      5 julio, 2013 at 07:24

      Es verdad, en España hay lugares preciosos que conocer :)
      Gracias por pasarte guapa

  • Responder
    DIARIO DE UNA MAMÁ
    4 julio, 2013 at 15:14

    Hola!!!

    Un viaje que me encantó fue embarazada de cinco meses y medio del chico y unos dos y tres y algo el grande..a finca Santa Marta en Trujillo.

    Desde muy chicos los hemos acostumbrado a coche. Somos de pasar día en campo y playa, viaje de ida y vuelta. Suerte tb de tenerlo a mano, relativamente.

    Fuimos a Port Aventura, viaje que nos tocó!

    Me encantaría poder ir más lejos y más a menudo pero es cosas de Don dinero. En fin, cualquier sitio, con ellos, será estupendo!

    Ahora quieren ir de caravana… Se creen Pepa Pig

    Besos

    • Responder
      golosi
      5 julio, 2013 at 07:26

      Ay! Don Dinero Don Dinero… Pero oye, a lo que se llegue, que en un viaje corto y por España se puede pasar igual de bien :)
      Besos

  • Responder
    Y entonces llegó el caos
    5 julio, 2013 at 09:19

    Buff, nosotros la verdad es que, desde que tenemos niños hemos viajado poquísimo! Pereza, falta de dinero… no sé, el caso es que es nuestra asignatura pendiente.

    Justo hablas al principio del post de dos sitios que yo te recomendaría con los ojos cerrados: Pirineos y Menorca. En Pirineos he estado en el Valle de Arán y de Benasque y ambos son una pasada, altísimamente recomendables.

    Menorca me encantó, aunque lo encontré un poco caro para nuestro presupuesto.

    Bueno maja, ya nos contarás por qué destino te decides finalmente!

    • Responder
      golosi
      5 julio, 2013 at 09:50

      Para este año aun no sabemos, la verdad. Son mil cosas, y no sólo económicas.
      Los Pirineos lo conocemos bastante, hemos estado en varios sitios, tato en invierno por ir a esquiar como en verano, que no tiene nada que ver.
      Menorca hace tiempo que nos apetece porque todo el mundo dice que para ir en familia está genial, ya veremos.
      Lo que sí espero es pasar uno de mis días de vacaciones con unas amigas muy majas a las que veo poco pero con las que comparto cada día a través del 2.0. Ya sabes 😉
      Un besote

  • Responder
    willy
    8 julio, 2013 at 14:14

    Wow, que valiente tantos viajes que haz hecho con ninios!!!!

    • Responder
      golosi
      11 julio, 2013 at 07:30

      Valiente? bueno… jaja
      Gracias por comentar :)

  • Responder
    Nu
    8 julio, 2013 at 20:00

    Me encanta como os lo montais.
    Yo el primer viaje que hice con Ma fue a Castellón para ir a verte jijiji…tenía 5 meses y la verdad que fue muy bien. Ese mismo verano nos fuimos con mis suegros de casa rural y también muy bien.
    Eso es lo que hemos hecho bajar a Castellón más de una vez y alguna otra casa rural.
    Por temas de trabajo y por dinero no hemos podido hacer un viaje más largo o más lejos, pero todo llegará jejeje…
    Un beso!!!

    • Responder
      golosi
      11 julio, 2013 at 07:30

      Todo llegará :) Y a Castellón espero que bajéis muchas más veces 😉

    Agradezco tu comentario