Inicio » Maternidad » Elegir el nombre de los hijos, ¿tarea fácil?
Maternidad

Elegir el nombre de los hijos, ¿tarea fácil?

elegir-nombre-hijos

Elegir el nombre de los hijos suele llevar más de una vuelta y de dos; seguro que muchos podríais contar una historia alrededor de la elección del nombre de los vuestros.

En el caso de los míos, lo primero que tuve claro fue que no repetiríamos nombre de familiares cercanos, léase padres, abuelos y tíos. Por identidad y por práctica.

Otra cuestión que tuvimos en cuenta fue el primer apellido; ahora veo que influyó incluso más de la cuenta. Mi suegro es uruguayo y su apellido (y el de mi marido y mis hijos), además de apellidar, tiene un significado como adjetivo, así que no vale cualquier nombre. El apellido en cuestión es SOSA, muy típico de Uruguay y Argentina, por lo que nombres también bastante típicos de allí podían ser una opción, como es el caso de Marcela.

Realmente ese no era mi primero de la lista para mi hija, pero sí para nuestro hijo desde mucho antes de tener siquiera pensamiento de ser padres. Bueno, obviamente Marcela no, habría sido Marcelo. Y lo teníamos claro, pero cuando nos dijeron que lo que esperábamos era niña pues allá que nos introdujimos en el maravilloso mundo de la elección de nombre.

Y eso es lo que mola, no el tenerlo claro. Porque si la emoción de la primera parte del embarazo es la de saber si será niño o niña,  para los últimos meses la emoción llega del proceso de elegir nombre: pensar, buscar, hacer listas, comentar (pero sólo comentar) con familiares y amigos, hacer votaciones, quitar unos, añadir otros… y por fin, decidirse, y cuanto más tarde más emoción, o no?

Bueno, pues eso, que al principio Marcela ni se nos pasó por la mente. Había varios nombres que nos gustaban, algunos a mí, otros a mi marido y varios, la mayoría, a ambos. Descartamos los nombres de Mar, Marina o Carlota (zanahoria en valenciano) porque seguidos de SOSA pues como que daban lugar a mucho juego de palabras. Martina nos encantaba a los dos, pero una prima de mi marido, la única con niña, se lo había puesto a su hija y en ese momento no nos pareció oportuno. Como veis, los nombres que empiezan por Mar me encantan, jejeje.

El nombre de niña por el que yo más me inclinaba era Emma; me parece precioso. No es un nombre en el que yo pensara en ese momento, pero lo descartó una de mis mejores amigas para su hija, que nació unos meses antes que la mía, y lo vi claro, me lo quedaba yo – previo consentimiento de mi amiga, claro está -. Y aunque a mi marido no le gustaba tanto, ya casi estaba convencido. Hasta que…

      – Cariño, di Emma Sosa (una de mis amigas guetiles)
      – Ehhhmmm maaa ssossaaaa (marido de mi amiga, de Jaén, sonando algo parecido a “Es más sosa…”)

Quedó descartado ipso facto. Con el tiempo recapacité y si hubiera tenido otra niña le habría puesto Emma (después de que mi amiga volviera a descartarlo para su segunda hija, jeje).

Lo de ponerle Marcela surgió así como si nada, de uno de nuestros amigos si no recuerdo mal, que estando en casa nos dijo que si no había sido Marcelo, que podía ser Marcela, que a él le gustaba la fuerza que desprendía. Y lo tuvimos claro los dos. La familia no tanto. Realmente es un nombre que o gusta mucho o parece horrible, pero a nosotros nos encanta.

Y el nombre de nuestro hijo? Aquí el requisito era que estuviera en consonacia con el apellido y con el nombre de su hermana. Y quizá os parezca extraño, pero cuando llegó el momento de elegir había un montón de nombres de niño que me gustaban, casi más que de niña: Teo (mi number one), Mario, Mauro, Rodrigo, Héctor, Nicolás, Martín… y el elegido, Bruno. Realmente mi elección era Teo como primera y Bruno como segunda. A mi marido no le molaba nada Teo y le enseñó a la niña lo de “Teo carapeo“. Tampoco es que Bruno fuera de sus preferidos, pero él no tenía ningún favorito y después de haberme descartado Teo de aquella forma, pues qué menos. Después una de mis mejores amigas le puso Teo a su niño, la del marido jienense, así que espinita fuera.

nombre puerta

 

Y vosotros, ¿qué cuestiones valorasteis? ¿Os costó mucho decidiros? ¿Ahora elegiríais otro nombre, o el mismo?

Puede que también te guste

20 Comentarios

  • Responder
    Marta Perez
    8 abril, 2014 at 07:30

    A mi me encantan los nombres que elegistéis para ambos. Marcela me enamora, y Bruno me parece adorable. De hecho, uno de los amigos de mi hija pequeña en la guardería se llama así.
    Yo quería nombres en francés, y aunque diga el padre que no, el de Danièle lo eligió él. Eso sí, yo elegí la grafía que quería, no me gustaba "Danielle", porque me sonaba muy romántico, y escogí el Daniéle más chicazo. Y para la petite, fue el segundo nombre de mi madre, Yvette, elegido también por el padre, como homenaje al haber fallecido hacía dos años.

    • Responder
      golosi
      28 abril, 2014 at 08:54

      A mí también me gustan los nombres de tus hijas, aunque yo me habría quedado con la grafía Danielle, jeje.

    • Responder
      Marta Perez
      29 abril, 2014 at 07:28

      Sí, hasta el abuelo lo escribe así, pero me parecía una grafía muy "romántica", me gustaba más en plan chicazo 😉

  • Responder
    Irene MoRe
    8 abril, 2014 at 07:44

    Pues Marcela me gusta mucho más que Marcelo. Creo que vuestras elecciones son muy acertadas.

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    8 abril, 2014 at 07:48

    Yo tuve la dificultad añadida de tener que elegir nombres de un país que no es el mío… Mis hijos viven aquí, son búlgaros, así que tenía que buscar nombres búlgaros. Pero muchos no puedo ni pronunciarlos bien, así que busqué de los poquitos nombres que son iguales (o casi) en España y en Bulgaria. Complicado, pero al final lo conseguimos :)

    • Responder
      golosi
      28 abril, 2014 at 08:54

      Si al final encontraste algo que te gustaba pues genial, de eso se trata :)

  • Responder
    planeandoserpadres LTR
    9 abril, 2014 at 07:55

    Nosotros de momento con la bichilla, casi que fue el papá el que acabó decidiendo el nombre, porque los que yo proponía no le gustaban y yo me negaba a poner nombres catalanes (veo que mi integración aquí es mucho menor que la de Mamá en Bulgaria) porque mi familia no sabría ni cómo escribirlos ni pronunciarlos. Siempre pensé que yo impondría mi voluntad en esto de los nombres, pero parece que las hormonas del embarazo me reblandecieron y me dejé convencer.

    • Responder
      golosi
      28 abril, 2014 at 08:59

      En general me gustan los nombres catalanes, aunque no los pondría porque somos castellanoparlantes y no me pega, a pesar de ser de Castellón, jeje.

  • Responder
    Sorgina Pirulina
    11 abril, 2014 at 20:40

    A la hora de elegir el nombre yo tenía claro que sería un nombre vasco, sin traducción y que no estuviera muy oído,,soy profesora y la verdad es que cansa lo de oír todo el rato los mismos nombres…clases en las que hay hasta tres niñ@s que se llaman igual…no me gustaba la idea..Y mi marido…simplemente que le gustara…
    cuentos de amatxu

    • Responder
      golosi
      28 abril, 2014 at 09:18

      Sí, a mí tampoco me gusta lo de poner el nombre de moda :)

  • Responder
    una mama practica
    12 abril, 2014 at 11:33

    Nosotros casi tuvimos que hacer un excel para cruzar todas las restricciones que habia y ver si habia solucion posible 😀 Lo de que fuera internacional o mas o menos facil en 5 idiomas distintos era uno de los mayores obstaculos. Y si a eso le sumabamos que a cada uno nos gustaban ya de partida muy pocos nombres, solo nombres cortos, etc. la cosa fue dificil no, lo siguiente :) Un besazo!

    • Responder
      golosi
      28 abril, 2014 at 09:19

      Sí , lo vuestro me suena de habértelo leído, jaja. Es que anda que no teníais que mirar cosas, jajaja.

  • Responder
    Padres en pañales
    14 abril, 2014 at 06:22

    Muy bonitos! marcela es poco oído pero suena bien!
    Nosotros buscamos nombre que no tuviera santoral… no veas que dificil, y además que tuviera algún significado. La verdad que cuesta elegir!!

    • Responder
      golosi
      28 abril, 2014 at 09:21

      Yo como de los santos paso… ni lo miro. Eso sí, este año Marcela vio el suyo en el calendario y a todo el mundo se lo decía, muy a pesar mío.

  • Responder
    Marialu
    23 abril, 2014 at 16:13

    Pues yo quería un nombre corto y simple (me llamo María Luisa), que no tuviera nadie de la familia (mi abuela se llamaba Maria Luisa) y que tuviera algún significado.

    Vega es un nombre corto, que no tiene nadie de la familia y encima es una estrella, de hecho una muy estudiada por los astrónomos, llegando a ser catalogada como la estrella más importante en el cielo después del Sol.

    Eso es todo, vuestras elecciones me encantan, por cierto.
    Un beso!!
    Marialu

    • Responder
      golosi
      28 abril, 2014 at 09:30

      Buscaste alguno que fuera todo lo contrario al tuyo, jeje. Vega me gusta :)

  • Responder
    mamá puede
    28 abril, 2014 at 18:25

    Te había perdido la pista!!
    Pues nuestros nombres… Leo me gustaba mucho, hace dos años nunca lo había oído como tal, si como diminutivo de nombres como Leonardo, Leocadio… pero a mi me gustaba LEO sin más, ahora ya se ha convertido en moda..
    Para el segundo me hubiese gustado TEO, TEO y LEO a que suena bien?, pero mi pareja se negó en banda, Duarte también estaba en mi lista pero mi familia decía que era nombre de otra época… en fin..
    Al final, el nombre de Gonzalo lo decidió Leo, hicimos muchas listas y entre los finalistas Leo eligió el que mas le gustaba, que además lo ha puesto por su pediatra, que le quiere mucho.

  • Responder
    Walewska
    30 abril, 2014 at 07:56

    Bueno, yo ya sabes que me maté la cabeza muchísimo porque quería algo poco puesto. En otras comunidades autónomas los nombres de mis hijas son más normales (Mencía no suena raro en Madrid, lo mismo que Aldara en Galicia), pero en Aragón son raros, raros. No quería que hubiese mucha gente con su nombre porque me parece un coñazo.
    Me hace gracia lo del apellido: yo no quería de ninguna manera que fuese un nombre que empezara por la letra D porque sus iniciales serían D.E.P. (Descanse en Paz) y me daba un mal rollo que te cagas…

  • Responder
    Walewska
    30 abril, 2014 at 07:58

    By the way, a mí me encantan los tuyos. Pero mucho mucho, que lo sepas! Bruno es uno de mis nombres favoritos y Marcela tiene mucha fuerza. Y sí, lo de Emma… me gusta el nombre, pero con el apellido NOOOOOOOOO

  • Agradezco tu comentario