Inicio » Miss y Mister » Nuestra No Operación Pañal
Miss y Mister

Nuestra No Operación Pañal

operacion-panal

Si hace unas semanas os contaba algo expectante el adiós al chupete de Bruno – que por cierto genial, ni un trauma ni medio -, un mes después, durante el que también se ha dado el paso de la cuna a la cama y el intento fracasado de tomar la leche en vaso o taza, os hablo de la Operación Pañal. O para ser exactos, de la No Operación Pañal, porque se supone que una operación debería conllevar el idear unos planes previos dirigidos a conseguir un fin. Y nada más lejos de la realidad.

Tenía claro, o eso creía, que hasta septiembre y la vuelta a la guarde, ni oir hablar de ello. No veía ni un pelín preparado a Bruno y pasaba de enguarrarme las vacaciones y pringarme llevando veinte mudas allá donde fuéramos. Pero…

El viernes pasado a las 19.00 h. y requiriendo Bruno un cambio de pañal se me cruzaron los cables. ¿Y por qué no? Si el niño en un mes ha dado un cambio increíble y está mucho más espabilado, ¿por qué no va a ser capaz? ¿Y por qué no vamos a ser capaces nosotros de soportarlo? Además, es verano. Además, ya tiene dos años.

Ufffff…. qué perezón, la verdad. Reconozco que no lo tenía nada claro, pero armados de valor, nos vestimos, cambiamos tres veces los calzoncillos a Bruno antes de salir y nos fuimos a Carrefour a por más calzoncillos. No exagero si digo que se meaba cada diez minutos y que a las dos horas no nos quedaba ni un calzoncillo limpio de los diez que compramos en el hiper. La confesión de #malamadre es que cenamos fuera de casa y lo tuvimos en calzoncillos mojado toda la cena y el rato de juego en el suelo. Pero oye, que más feliz que una perdiz y ni un agobio ni medio por nuestras ansias por cambiarle. Una guarrada, lo sé.

Operación pañal
Estos son los calzoncillos menos feos que encontré. Y gracias.

El sábado por la mañana se hizo pipí encima dos veces y otras tantas en el orinal. Y hasta hoy. Ni en siestas, ni mientras juega, ni en el sofá viendo dibujos o libros, ni en las rabietas. Ni un pipí encima desde el sábado al medio día hasta hoy lunes, que mientras jugaba con su hermana ha soltado unas gotas que nos han hecho salir pitando al wc y acabar allí.

Lo que no acaba de gustarle es lo de sentarse en el orinal porque sí, porque yo lo digo, así que ni esta “recomendación” estamos siguiendo. Cuando el niño tiene ganas nos lo dice y le acompañamos al orinal, o más bien cuando lo intuímos, pero eso de que cada media hora hay que sentarlo no.

Los primeros sorprendidos somos nosotros, sobre todo después del inicio tan pasado por agua pipí que tuvimos. Pero si no recuerdo mal con Marcela fue igual, el primer día catastrófico y los siguientes bien. Aunque con ella fue algo más planificado y pautado. Pero vamos, que no soy yo muy de pautas y esquemas fijos en esto de la maternidad, llevo un tiempo dándome cuenta de ello.

Ah, de momento el pañal de la noche lo sigue llevando, aunque eso sí, a lo poco que intuya que puede pasar sin él lo intento, a ver si no se hace tan largo como con Marcela, como os conté aquí.

A ver si en otro post os cuento el paso de la cuna a la cama, que fue hace un par de semanas y también sin pensarlo.

Puede que también te guste

22 Comentarios

  • Responder
    Silvia
    5 agosto, 2013 at 18:22

    Cuando están preparados creo que puede ser "sencillo", en cuanto pillan el truco se acabó. con Emma ha sido muuuy parecida a la tuya, ya ni pañal de noche. creo que se convierte en una operación pañal en toda regla cuando nos empeñamos en que lo dejen sin estar realmente preparados. Un besote! y enhorabuena por esa no operación pañal

    • Responder
      golosi
      6 agosto, 2013 at 15:24

      Gracias guapa, tienes razón, empeñarnos en algo y forzarlos puede hacer que nos volvamos tarumbas. Y a ellos.
      Un besazo

  • Responder
    Lourdes L.
    5 agosto, 2013 at 21:20

    jajaja ya que lo has confesado públicamente pasas a estar incluida como la aspirante nº 12 a Peor Madre del Año, por dejar a tu peque mojado mientras disfrutabas de la cena, pero sobre todo por la envidia que me da lo fácil que te está resultando lo que para mi fue toda una odisea
    Besotes
    Lourdes

    http://lapeormadredelano.blogspot.com.es/

    • Responder
      golosi
      6 agosto, 2013 at 15:29

      No, si ya sabía yo que confesar públicamente mis fechorías no me iba a traer nada bueno, jejeje.
      Hay guapa, no canto victoria aun, sobre todo porque no quiere calzoncillos, no sabes lo que nos cuesta ponérselos. Vamos, es que es tenerlo puesto y hacerse pipí encima, aunque sea sólo unas gotas. Creo que lo hace para que se los quitemos, porque sin ellos puede aguantar un montón de rato sin mear.
      Un besote

    • Responder
      golosi
      2 septiembre, 2013 at 22:04

      Jajajaajajajaja, qué buena eres. Que sepas que fue todo un honor, aunque no haya respondido hasta hoy.

  • Responder
    Berta P
    6 agosto, 2013 at 06:43

    Bruno está hecho un campeón!!!! Enhorabuena
    La verdad es que a mi la operación pañal me fue fenomenal con Miss Piru, casi sin darnos cuenta; ahora la del chupete…. Todavía con 5 años (añazos) algún día tiene mono y se le pone!!!!
    Yo el paso de la cuna a la cama lo llevó a las mil maravillas, claro, se metió a la nuestra…. jajajajaja

    • Responder
      golosi
      6 agosto, 2013 at 15:32

      Jajaja, muy bueno lo de la cama. Y por lo del chupe pues hija, no sé si para ti es uin problema o no. Si no te preocupa pues nada, pero si sí te preocupa pues no sé, igual si no lo ve, si os deshacéis de él… Uff, qué complicado, jeje.
      Un besazo

  • Responder
    vanina
    6 agosto, 2013 at 08:09

    La operación pañal, no hay que pensarla, hay que lanzarse y punto.
    Con Tenedor el pipi, fue mal un par de días, pero luego lo dominó fácilmente, el pañal de noche nos pidió el que se lo quitáramos a la semana, y ni una fuga.
    La caca, nos costó un poco más, he tirado algún calzoncillo, mi amor de madre, no daba para tanto, jejeje…
    Un besote y a por ello

    • Responder
      golosi
      6 agosto, 2013 at 15:33

      Oye, qué suertaza la tuya, de día y de noche. A ver este qué tal. La caca la va soltando, y eso que antes de quitarle el pañal iba algo estreñido.
      Un besote reina mía

  • Responder
    adormir
    6 agosto, 2013 at 12:41

    Me he sentido identificada con nuestra operación pañal!! Empezamos sin pensarlo, sin muchos esquemas ni pautas plantificados. Los primeros dos dias cahoticos. Me di cuenta de que mi hija no podia estar pensand en pipis, cacas y orinales las 24h, eso le perjudicaba. Obte por dejar que ella misma hiciera a su manera y yo simplemente estaba atenta a sus señales. Cuando la veia un poco inquieta la llevaba al wc y hacia su pipi sin hablar de pipis. Jeje. Con el chupete me paso lo mismo, soy una loca!! Jeje.

    Tu hijo es un campeon! Seguro k ya mismo le quitas el d la noche sin problemas. Un besazoo

    • Responder
      golosi
      6 agosto, 2013 at 15:35

      Es verdda, es que vaya estrés les generamos con los cambios, y más llegados los dos años, que parece que tengamos que acabar radicalmente con todo lo que arrastran desde que nacieron.
      Sobre el de la noche ya contaré 😉
      Un besote

  • Responder
    Vanesa Villarreal
    6 agosto, 2013 at 18:37

    Pues… son cosas que pasan… también me aventuré a dejar a mi peque en calzoncillos, dispuesta a cambiar pantalones y limpiar pisos… Hoy puedo decir que funciono, pero me llevo muuuucho tiempo… meses!! jeje… pero en mi caso, tenia que hacerlo, porque empezaba el jardin!

    • Responder
      golosi
      2 septiembre, 2013 at 21:58

      Si está claro, al final se consigue, aunque a unos les cueste más que a otros, jeje.
      Saludos y gracias!

  • Responder
    paula sd
    8 agosto, 2013 at 06:03

    uf, estoy en ese momento. el 17 de agosto empiezo….creo. aunque es la tercera y con los otros dos ha ido genial y súper rápido, me da un perezón que ni te imaginas….
    el chupete, yo creo que se lo van a llevar los Reyes Magos….

    • Responder
      golosi
      2 septiembre, 2013 at 22:00

      Pero perezón perezón, jaja. A estas alturas Bruno aun no lo tiene dominado, no te creas.
      Un besote

  • Responder
    una Mama Practica
    14 agosto, 2013 at 19:34

    ¡como me alegro que haya ido tan bien y ademas sin planificarlo! Yo aun no he dado el paso, no le veo preparada tampoco. Pero todo sera que se me cruce un dia el cable a mi tambien… :) Aunque hasta que cumpla los dos años no creo que pase. Un beso!

    • Responder
      golosi
      2 septiembre, 2013 at 22:01

      Todo llega, tampoco hay que tener prisa 😉
      Un besote

  • Responder
    Yolanda regalo perfecto
    19 agosto, 2013 at 16:50

    La "operación pañal" es difícil pero creo que es peor quitarle el pañal por la noche que los pobres se despiertan porque llevan mucho tiempo mojados y tienes que cambiarlo todo: ropa, sábanas…por no hablar de lo que sufre el colchón!!

    • Responder
      golosi
      2 septiembre, 2013 at 22:02

      Claro, por supuesto que cuesta más el de la noche; y menudo rollo cuando a mitad noche se hace pis y hay que cambiarlo todo, uff.
      Saludos

  • Responder
    enlacajaazul
    2 septiembre, 2013 at 12:14

    aiiiiiiiiiii yo me he sentido mala madre total al leerte pero es que yo sigo sin ver el momento. A él no lo veo nada preparado y eso que como ve al hermano ir pues se quita los pañales y allí que se planta, se pilla "el tema" y apunta pero no le sale nada, asi que creo que a este paso lo dejamos para abril. Con su hermano fue muy sencillo y a los tres días le quitamos hasta el de la noche porque vi que gastaba tontamente pañales y muy bien, también es verdad que lo hicimos recién cumplido los tres, pero a este no lo veo, y ya te digo aunque el esta dispuesto el tema esfínter como que no… Asi que como el hermano nos fue tan bien, nada traumatico quizás repitamos plan.

    El paso a la cama eso si muy bien, sin problemas, comparte habitación con el hermano y el también pedia ya cama de niño grande.

    Perdon por la parrafada pero es que el temita también lo tengo muy presente jejeje

    besos

    • Responder
      golosi
      2 septiembre, 2013 at 22:04

      Aquí lo que llevamos fatal es el tema caca, que no hay forma de que salga cuando se sienta en el wc o en el orinal.
      Ah! Me encantan las parrafadas, jeje.
      Un besazo

    Agradezco tu comentario