Inicio » ellos juegan » A qué juegan Miss y Míster (III): Caja-baúl de instrumentos musicales
Ellos juegan

A qué juegan Miss y Míster (III): Caja-baúl de instrumentos musicales

AQJ-baúl-instrumentos-musicales

En esta entrega de A qué juegan Miss y Míster – sí, la tercera, a pesar de haber dicho en la primera que habría una cada semana, juas juas juas – voy a hablar de algo con lo que juegan tanto Miss como Míster, que por las otras dos entradas parece que el pobre no jugaba. Puede serviros de idea para regalar estas próximas navidades a los peques, que seguro que les hace gracia si se les hace como una especie de kit en una cajita o cesto. Se trata de los instrumentos musicales.

Desde el primer año de Miss hemos ido acumulando diferentes instrumentos de juguete, que empezamos guardando en un cesto de mimbre. Creo / imagino que los primeros instrumentos que tuvo, además de los sonajeros que inundan cualquier casa con recién nacido, fueron maracas, carraca y tambor, a los que se han ido sumando muchos otros. Unos más cutres y otros menos, pa’qué engañarnos. Durante este tiempo también ha ido desapareciendo alguno, bien por rotura, como el tambor, bien por desaparición, como alguna maraca. Pero como por lo general en mi casa, al menos hasta ahora con Miss, los juguetes se han cuidado y se han mantenido en su sitio – fuera de los momentos de juego, se entiende – pues seguimos conservando la mayoría de estos instrumentos. El hecho de tenerlos todos en una misma caja es por mi manía de organizar por temas, igual que las manualidades, el baúl de disfraces – tengo post pendiente -, las pelotas, el baúl de mimbre de las muñecas…

Juego caja - baúl de instrumentos musicales
El baúl de los instrumentos musicales de Miss y Míster

Actualmente los instrumentos que hay en la caja-baúl son: guitarra (bueno, esta no cabe dentro); maracas, una de madera y dos de plástico; panderetas; silbato de madera; un par de flautas, una de madera y otra de plástico; carracas; xilófonos; castañuelas; armónica; cascabelero; micrófono, y alguno más que ahora no recuerdo el nombre. Hay muchos otros que me gustaría que también tuvieran, vamos, sencillamente cualquiera adaptado a niños. Hace unas semanas salió una promoción del Lidl con kits de instrumentos musicales de juguete, pero me despisté y… hasta hoy.

Papá Nöel o Los Reyes Magos les traerán al menos un tambor y unas castañuelas, y si se tropiezan con algún otro molón que no tengan pues también, que lo traigan, que le haremos sitio con gusto. Pero la estrella, el rey de los deseados – por mí, ejemmm -, es una batería. Sí, de esas con varias piezas y que suena un montón. Pero precisamente por esto último se quedará en eso, en deseo, porque ni dejar a uno de mis hijos en la calle para que quepa la batería ni cambiarnos a una casa sin vecinos que nos denuncien por escándalo lo veo viable, al menos no por ahora. Pero no me negaréis que tocar una batería – nunca lo he hecho, pero lo intuyo – tiene que molar; los niños deben disfrutar de lo lindo, siempre y cuando se les deje hacerlo con libertad, claro. Las veces que en un concierto ha habido un solo de batería se me han puesto los vellos de punta, aunque soy consciente de que si mis hijos se ponen a ello no va a ser ni parecido, lo sé.

En fin Serafín… – escribo como si hablara, así soy yo – que hace cosa de un par de meses saqué la caja de instrumentos para que jugara Míster con ellos por primera vez. Y le encantó, disfrutó de lo lindo descubriendo cada uno de ellos, mirándome a cada rato así como con cara de pero mamá, cómo no me has enseñado esto antes?. Y Miss se unió al juego, así que acabaron los dos “tocando” instrumentos, aunque cada uno a su bola. Esto de jugar juntos a algo todavía hay que trabajarlo, aunque creo que Míster aun no tiene la edad. No es que el juego durara mucho, pero para tenerlos entretenidos un ratillo está bien, sobre todo para Míster, que no es que se entretenga mucho rato precisamente con algo.

Por cierto, si estáis pensando en comprar instrumentos para vuestros peques o para regalar a otros niños, echad un vistazo a los de la serie Confetti de Janod. Me tienen enamorada. De hecho la guitarra tenía que haber sido una de esas, el ukelele, pero mi madre prefirió comprarle la que habéis visto en la foto, que ya que estamos diré que creo que acertó, porque a botoncitos y musiquitas no le gana la otra y a Miss le encanta. No son baratos, pero tampoco caros y son de calidad; están hechos de madera y pintados con mucho gusto, al menos para mí. El piano me tiene loca, el problema es que se me va de presupuesto para lo que es – aunque no lo descarto -. El tambor sí creo que será el que traerán los Reyes. Aquí os dejo un ejemplo, pero si queréis echar un ojo a otros instrumentos, mirad este enlace de la tienda online deMartina, que ya aprovecho para deciros que es de las mejores que hay en la red en tema juguetería. También los he visto en el Toys’rUs.

Piano Confetti de Janod
Piano Confetti, de Janod. A que es precioso?

 

Puede que también te guste

16 Comentarios

  • Responder
    la madre novata
    21 noviembre, 2012 at 01:52

    Me encantan los instrumentos musicales, sean como sean. N solo tiene 1 año pero ya acumula unos cuantos, de los más clásicos como las maracas a los más moders como una mesa de mezclas del imaginarium, que es canela fina, ya la pondré algún día en el blog (me gusta más a mi que a ella, por ahora)

    Y yo también organizo los juguetes por temáticas en cajas jejeje.. Me parece un metodo genial para que sean fáciles de recoger y encontrar.

    El piano es una monisituz

    • Responder
      golosi
      21 noviembre, 2012 at 08:39

      Bueno, ya ves que en la caja de instrumentos incluyo micrófono, sonajeros… vamos, casi cualquier cosa q emita sonido, jeje.
      Oye, pues una entradita tuya con súper ilustraciones made Esher de los isntrumentos tiene que molar, a ver para cuándo 😉
      Un besote y mil gracias por pasarte, guapa.

  • Responder
    batallitasdemama
    21 noviembre, 2012 at 08:24

    Yo todavía no tengo juguetes que sean un instrumento, que tengan melodía si, algunos de ellos, nos van a volver locos… jaja
    Me parece genial tu método de organización Un beso

    • Responder
      golosi
      21 noviembre, 2012 at 08:42

      Jaja, cuando la nació la primera niña de la pandilla le regalaba juguetes y libros con sonido, sus padres quería matarme cada vez que a la niña le daba por jugar con ellos. A mí me encantan, pero reconozco que determinados sonidos y/o cuando son repetitivos dan dolor de cabeza y son un horror.
      Anímate a comprarle instrumentos; nosotros las maracas las sacábamos mucho por ahí, para ir en el carro.
      Un besote!

  • Responder
    desmadreando
    21 noviembre, 2012 at 09:44

    ¡El piano es genial! 😛 diles a tus santos reyes que Critter quiere uno también:P
    un besote desmadroso

    • Responder
      golosi
      21 noviembre, 2012 at 11:18

      Puedo decirles q pasen, ahora, el caso q me hagan…. Venga pruebo: "Señores Reyes Magos de Critter… hagan el favor de ser generosos y llevarle al arbolito o al belén o la bota o donde sus desmadrosos padres decidan, un piano monísimo de la muerte como el de la foto"
      Ya me contará Critter si ha tenido suerte 😉
      Un besazo goloso

  • Responder
    Y entonces llegó el caos
    21 noviembre, 2012 at 09:53

    Qué chulos los instrumentos. Nosotros de momento tenemos un xilófono que aporrean con ímpetu y una trompetilla llena de babas… en fin, habrá que aumentarles las opciones. Seguro que alguno les cae por Reyes.
    Un beso bonita

    • Responder
      golosi
      21 noviembre, 2012 at 11:20

      Ah! La trompetilla, ya no me acordana de ella. También hemos tenido una, pero debió perderse en algún paseo. Me la apunto tb para estas navidades.
      Dos besos para ti, preciosa 😉

  • Responder
    chispuncita@hotmail.com
    21 noviembre, 2012 at 10:13

    Me encanta que jueguen con la música. Tenedor tiene una batería, un piano, panderetas, y luego hace música con cualquier objeto que se encuentre.
    Un besin.

    • Responder
      golosi
      21 noviembre, 2012 at 11:21

      Y cómo haces lo dela batería? Pq vives en un piso, no? Uff, es que me da cosa por los vecinos, pero la verdad es que me encantaría. Y encima ayer vimos en el Corte Inglés una de Peppa Pig, que ya sería lo más para Marcela.
      Muac!

  • Responder
    enlacajaazul
    21 noviembre, 2012 at 10:48

    La musica y niños, a ratos buena combinancion 😉 Los mios tambien tienen mini orquesta en casa y de vez en cuando la sufren los vecinos pero no esta organizada así en una caja… Me ha encantado el piano.

    • Responder
      golosi
      21 noviembre, 2012 at 11:23

      Tú lo has dicho, a ratos.
      Y el piano… si es que va a acabar en mi casa, que lo veo, ainss.
      Un bs y gracias por pasarte

  • Responder
    Bego
    21 noviembre, 2012 at 11:10

    pues a mí en mi novatez no se me había ocurrido lo de organizar los juguetes. los tengo todos guardados en plan mogollón pero la verdad es que clasificarlos un poco no está nada mal. me lo pongo de deberes para el fin de semana.
    el piano mola mucho. ¡yo quiero uno hasta para mí!

    • Responder
      golosi
      21 noviembre, 2012 at 11:25

      Bueno, cada una nos organizamos de una forma y cualquer puede ser válida. Eso sí, verás como ganas en orden y a la hora de buscar algo concreto.
      Pidamos pianos para todas! Oye! pues igual si hacemos un pedido rollo mayorista igual hasta nos hacen descuento, jeje.
      Muac!

  • Responder
    Una Mama Practica
    24 noviembre, 2012 at 08:01

    Nosotros también tenemos una y le encanta (y a mi más creo :))! Es muy bueno no sólo para el orden sino para su estimulación, para que se centren en determinadas actividades un rato. Y la semana que viene mis "compras útiles" van de instrumentos, porque es uno de mis regalos favoritos para los peques de cara a la navidad :) Un beso y feliz fin de semana!

  • Responder
    María
    22 diciembre, 2016 at 15:20

    Nosotros somos súper fans de los instrumentos musicales de una marca que se llama Bontempi, ¿la conocéis? Es bastante interesante porque creo que también fabrican instrumentos para adultos y los infantiles son de mucha calidad.
    María

  • Agradezco tu comentario