Inicio » Maternidad » ¡Adiós! ¡Hola!
Maternidad

¡Adiós! ¡Hola!

vuelta la trabajo después de ser madre

Y ya ha llegado. Volando. Tras 7 meses y 20 días de inactividad laboral vuelvo al trabajo. Ese es el tiempo que tiene mi hijo pequeño, Mister. Y claro, con sólo 7 meses pues como que no llega a comprender, pobre, que su mami tiene que ausentarse durante varias horas al día, todo para que cuando llegue la letra de la hipoteca, o los recibos, o toque pagar en el súper, no nos echemos a temblar. Bueno, su hermana, Miss, quizá pueda comprender algo de esto con casi 4 años, así que al enano aun le queda; para entonces ya será su pan de cada día. De momento tendrá que amoldarse a las necesidades familiares y a los apaños que sus padres consideremos oportunos.

Sí, sólo quedan unas horitas y contrariamente a lo que pensaba hace unos meses que ocurriría llegado este momento, no estoy mal. Vamos, que no voy llorando por las esquinas, no estoy de mala leche, no he estado todo el domingo besuqueando al enano (no más de lo normal), no he dejado mil y un preparativos (acabo de preparar la papilla para que coma, q ni me acordaba)… Y creo q mañana (¡uy! ya hoy, que son más de las 00:00), aunque marche sin muchas ganas, tampoco haré un drama. Es lo que hay. Y gracias que he podido permitirme el lujo (que tal y como están los tiempos lo es) de alargar el permiso con el mes de vacaciones y tres meses de excedencia, casi 8 meses en total.

Y menos mal que con Miss puedo seguir la misma rutina: llevarla al cole a las 9 h. y recogerla a las 17 h. Y a la piscina los días que toca. Y a jugar en el patio del cole con sus amigos el resto, mientras yo me relaciono con los demás papis y mamis, bueno, sobre todo mamis. Y a jugar un ratillo con ella antes de la cena y… todo lo que sigue y que imagino que no hace falta que enumere aquí. Gracias a la reducción de jornada que tengo desde poco después de que ella naciera, tengo la suerte de trabajar sólo por las mañanas y poder ocuparme de mis hijos el resto del día.

Vaya, pues cómo voy a estar mal por volver al trabajo si, primero, TENGO TRABAJO; segundo, he podido disfrutar durante casi 8 meses a tiempo completo, si he querido, de mi hijo pequeño, y tercero, sólo trabajo por las mañanas? Pues sí, a pesar de que se me llevan los demonios cada vez que pienso en lo escaso del permiso de maternidad y en los esfuerzos no sólo económicos que se han de hacer para poder disfrutar de tus hijos y ellos de ti, me siento muyyyyyy afortunada y no voy a quejarme por volver mañana a la oficina, pasarme allí unas horas y volver al día siguiente, y al otro, y al otro… No. Y que no falte.

 

Puede que también te guste

7 Comentarios

  • Responder
    desmadreando
    27 marzo, 2012 at 22:01

    Eres muy afortunada pero eso no significa que no nos podamos quejar un poco de vez en vez de ser superwomans ¿no?

    • Responder
      golosi
      2 abril, 2012 at 21:21

      Y cómo es q se me había pasado a mí este comentario? Pues no soy tan superwoman, sra. desmadre, jeje.
      Gracias

  • Responder
    desmadreando
    19 mayo, 2012 at 14:25

    Ves ya había leído una entrada y comentada pero venga cumplo con mi castigo jejeje

  • Responder
    suPerZe
    26 septiembre, 2012 at 20:50

    El 14 de feb. de este año; San Valentin, nacio mi peque, la segunda. y cuando ella tenia los cuatro meses y medio (escasos) me incorpore a mi puesto. Yo tambien disfruto de reduccion de jornada desde hace tres años q nacio la mayor. Pues esta vez lo de incorporarme (q encima me pillo en pleno veranazo) lo lleve mal mal; de llorar pir las esquinas literalmente, y en calle. se me empieza a pasar ahora….y lo q mas rabia me da, es q encima tengo q sentirme agradecida por tener trabajo. Que menos q seis meses de baja???? Me senti identificada 😉 gracias.

    • Responder
      golosi
      27 septiembre, 2012 at 07:01

      Lo del permiso por maternidad que tenemos es de vergüenza, pero precisamente ahora dudo que haya el mínimo cambio, no al menos a favor de las madres. Y me da que va para largo. Pero no por ello debemos dejar de luchar y exigir un cambio.
      Me alegra que se te vaya pasando la desazón poco a poco.
      Saludos y gracias por pasar.

  • Responder
    Ara U.C.
    29 abril, 2013 at 10:22

    Cuando me paseo por un blog me encanta irme al primer post porque allí se entienden muchas cosas. La verdad es que ya había pasado por aquí otras veces, a través de amigas – blogueras comunes se había cruzado mi camino con el tuyo, pero hoy entro cumpliendo con la cortesía blogueril y saludo 😉
    Menudo primer post! enhorabuena por el tiempo compartido con tus peques, haciendo malabares con la conciliación (me suena) y sigo leyendo, a ver qué tal te fue ese primer día de trabajo.

    • Responder
      golosi
      29 abril, 2013 at 10:45

      Una buena costumbre la de ir al primer post, que yo sólo practico algunas veces, jeje.
      de tu blog voy leyendo, pero reconozco que el tiempo no me da para comentar todo lo que me gustaría, y mira que es algo que me da rabia, joer, que escribir cuatro palabras aunque sea no cuesta nada, pero es que encima al hacerlo casi siempre desde el móvil cuesta más. Pero iré comentado en lo posible, seguro :)
      Espero seguir viéndote por aquí, muchas gracias por la visita.

    Agradezco tu comentario