Inicio » Más Golosi » Repasando mi 2012 como mamá bloguera
Más Golosi

Repasando mi 2012 como mamá bloguera

hola2013

Vaya, pensé que no llegaría este momento. Y el segundo día del año, oé oé oé. Que vamos, que yo me había propuesto escribir ayer, día 1, sobre todo para desearos un feliz 2013 a todos, pero tal y como están las cosas pues ya es de agradecer poderlo hacerlo hoy.

Y por qué no pude hacerlo anoche? Fácil. Resulta que Papagoloso se fue ayer por la tarde de minivacaciones a esquiar, hasta el viernes. Miss se pasó la cena llorando desconsolada diciendo que echaba mucho mucho mucho mucho mucho de menos a papá. Y eso que no llevaba más horas sin verle que otros días normales de trabajo. Logró calmarse y al acabar de cenar acosté a Míster en su cuna, la acosté a ella en mi cama, tal y como le había dicho unos días antes, y bajé feliz como una perdiz por las dos o tres horas que aun me quedaban por delante para hacer lo que me diese la gana. Y me dio la gana ponerme a recoger la cocina. Míster despertó – o no se había dormido aun, no lo tengo claro-, empezó a llorar y a gritar papá papá papá sin parar, en la cuna, en mis brazos, tumbado en la cama conmigo… Pero claro,  papá no estaba, así que a las 22.00 horas ya estaba yo en mi cama con los dos niños y durmiéndome. Que por otro lado, cómo he agradecido esta mañana las más de 8 horas que he dormido, interrumpidas tan sólo por un breve despertar que me ha permitido llevar a Míster a su cuna y descansar aún mejor. Lo que no acabo de entender es a qué venía ese llamamiento a su padre, porque con 18 meses dudo que interiorice lo que supone que su padre se vaya de viaje. Y que se acueste sin que papá esté en casa tampoco es la primera vez. Como no fuera por ver y oír a su hermana durante la cena…

Y hablando del viaje para esquiar de Papagoloso, hago memoria, aunque no me hace falta esforzarme demasiado para recordar su infructuoso viaje del año pasado por estas mismas fechas. El domingo 8 de enero – en unos días hará un año – Papagoloso salió por la mañana hacia los Pirineos para esquiar durante tres días, con su madre y con uno de sus hermanos, igual que esta vez. Y de la misma forma, los niños y yo nos quedamos en casa – reconozco que por voluntad propia-. Tras la siesta en casa, estaba vistiendo a los dos en la cama de Miss, ellos arriba y yo de pie abajo. En un milisegundo, mientras le abrochaba un botón a ella, él se fue de cabeza al suelo, y la cama está a un metro de altura más o menos (como un cambiador). No puedo describir lo que sentí, porque fue la mezcla de varios sentimientos, pero todos horrorosos. Llamé a mi madre, que vino volando y se quedó con Miss mientras mi hermana nos llevaba al hospital al niño y a mí. Creo que soy nada poco exagerada e hipocondríaca para enfermedades y demás, pero me encontraba sin consuelo, y cuando tras escuchar a una enfermera decir “está la madre peor que el niño” me dijeron que Míster tenía una fracturita craneal, se me vino el mundo encima. Y lo peor era el sentimiento de culpabilidad, con lo poco dada que soy yo a este tipo de sentimientos, que suelo ser bastante racional. Culpabilidad por la caída, por las consecuencias que pudiera tener en el niño y por fastidiar el viaje a mi marido. Finalmente estuvo dos días ingresado y se recuperó perfectamente, ya que el riesgo de rotura de vasos no pasó de ahí. Bueno, por supuesto, Papagoloso se enteró cuando nada más llegar a su destino me llamó y le dije que el peque se había caído y que le iban a hacer una placa, pero que no era nada. Antes de que volviera a llamar para preguntar cómo seguía Míster, le llamó mi hermana en plan catástrofe con un “ingresan al niño con una fractura, ya tardas en venir“, como si hiciera falta que le ordenara que viniese, tonta de ella. Así que si tuvo cinco horas de viaje de ida, a la hora de haber llegado se volvió y llegó aquí en menos de cuatro. Un año me ha costado superar todo esto y hacer una medio gracia al respecto, con motivo del viaje de Papagoloso de este año.

Y así empecé el 2012; suerte que lo que ha llegado después ha sido todo mejor. Y es que durante 2012 he disfrutado de mi familia y he aprendido mucho de mis hijos; he continuado con mi trabajo – que hoy ya es mucho – tras una pequeña excedencia para cuidar a mi hijo después de la baja maternal; he dado la bienvenida a este mundo a dos recién nacidos de unas buenas amigas; he celebrado nuevos embarazos; he disfrutado de unas buenas y merecidas vacaciones; he descubierto que si me lo propongo puedo plantar cara a la repostería, incluso al handmade – muy a lo modesto, lo reconozco -. Y no me olvido de muchas otras satisfacciones que me ha traído el finalizado 2012, pero nombrarlo todo sería excederme. Pero de todas las satisfacciones, la más destacable, por lo que significa en mi vida desde que está, por el esfuerzo que me supone, por lo orgullosa que me hace sentir, por lo que he encontrado y por lo que me he demostrado a mí misma, es este blog y todo lo que lo rodea. Sin duda, el mundo 2.0. me ha traído satisfacciones, nuevas amistades, nuevas inquietudes, conocimientos y descubrimientos. Y aunque me encantaría poder dedicarme más a esto, a estar más al día en el Twitter, en el Facebook, en mis blogs amigos, ya me doy con un canto en los dientes si durante 2013 puedo llevar el mismo ritmo y publicar otros 74 posts – aunque mi intención es mejorarlo, jajaja -.

Ya acabo, pero no me olvido del motivo inicial de este post, así que AMIGOS…

¡FELIZ 2013!

PD: Me dejo muchas cosas por decir, pero ya me he extendido demasiado, así que según vaya surgiendo iré hablando de ellas.

 

Puede que también te guste

10 Comentarios

  • Responder
    chispuncita@hotmail.com
    3 enero, 2013 at 08:34

    Feliz año hermosa!!,el balance del 2012 no está nada mal. Y tus atrevimientos con la repostería todo un acierto, por no hablar de tu arte de decorar, tus ideas originales, y lo agradable que resulta pasar siempre por tu casa.

    Qué disfrutemos juntas de tus aventuras, aciertos y descubrimientos del 2013.

    Un enorme abrazo

    • Responder
      golosi
      3 enero, 2013 at 09:00

      Jaja, mil gracias preciosa. Da gusto escribir y ver cómo te responden con comentarios como los tuyos.

      Un besazo y por aquí y por ahí nos vemos 😉

  • Responder
    Y entonces llegó el caos
    3 enero, 2013 at 08:43

    Bueno, aunque ya te lo dije ayer, hoy te lo digo de nuevo: Feliz Año a ti también!!!!

    Te entiendo perfectamente con lo de tu peque. El mío mayor se cayó estando su padre y yo a menos de medio metro de él y se dio con una caja fuerte de hierro que teníamos por medio (yo llevaba una semana diciendo: la tengo que guardar, la tengo que guardar, pero nunca encontraba el momento). Bueno, pues se hizo una herida en uno de los mofletillos, pequeña pero muy muy profunda. Lo malo: el sentimiento de culpa infinito. Lo bueno, por sacar algo bueno: que le ha quedado una cicatriz tan mona que todos piensan que es un hoyuelo!
    Un besazo guapa!

    • Responder
      golosi
      3 enero, 2013 at 09:01

      Pues sí, vaya golpe también el del tuyo. Y como dices, mirando lo bueno, seguro que igualmente está precioso así, jeje

      Un besazo y muchísimas gracias por estar ahí, guapa.

  • Responder
    batallitasdemama
    3 enero, 2013 at 09:56

    Bueno, espero que el viaje de este año no tenga ningún contratiempo y que a ti no se te haga muy duro estar con los dos niños sola. Feliz 2013 para ti también. Un beso

    • Responder
      golosi
      3 enero, 2013 at 10:38

      De momento marcha bien. Y que siga, jeje.
      Gracias guapa. Un besote

  • Responder
    La madre del monillo
    4 enero, 2013 at 00:13

    Feliz año y me alegro que el 2013 no haya empezado tan accidentado, estos niños nos dan unos sustos, bueno yo tengo que hacer un post sobre el año nuevo y esas cosas pero cuando me llegue la inspiración…

    • Responder
      golosi
      4 enero, 2013 at 12:13

      Amiga, a la espera de ese post estoy 😉
      Y la inspiración a mí me sale precisamente cuando no puedo escribir. Es coger el ordenador y quedarme en blanco :(

      Un besote

  • Responder
    Nu
    4 enero, 2013 at 19:04

    Feliz año a ti tambiéb guapi!! Que te voy a decir que no te haya dicho ya de lo que pasó. Que nada, que son accidentes, que son cosas que pasan y que como muy bien has dicho ya lo tienes superado. Ya sabes, y te lo digo de corazón, que para mi eres una de mis referente como madre, con eso te lo digo todo. Un besazo!!!

    • Responder
      golosi
      7 enero, 2013 at 12:16

      Que me pones colorá, jaja.
      Un besazo reina mía

    Agradezco tu comentario