Inicio » Maternidad » De cómo ir al cine con tu hija, depilada y antes de una reunión de trabajo
Maternidad Miss y Mister

De cómo ir al cine con tu hija, depilada y antes de una reunión de trabajo

día-de-carreras

No veía que llegara este momento de paz, tranquilidad, soffing y portátil. Vaya día de carreras y de cosas hechas. O más bien vaya tarde.

Ha sido salir de trabajar a las 15.00 y empezar el vamos, que no llego. Lo primero ir con marido a por Míster a la guarde. Hola mi niño! Ainsss, ven aquí que te achuche mucho mucho, que hoy no te voy a ver. Muac! Muac! Muac! Ainssss… que te como!!

Menos mal que desde hace un par de semanas nos lo montamos a cargo de las abuelas y nos plantamos a comer el lunes en casa de mi suegra y el miércoles con mi madre, lo que hoy me ha permitido llegar a tiempo a la esteticién para depilarme y deshacerme así de las melenas que colgaban de mis piernas, ingles y axilas. Que vale que es invierno y que las faldas, de usarse, van con medias tupidas o leotardos que no dejan ver los pelos. Pero y si, por “accidentes” que sí pasan, que lo sé yo, tengo que ir al médico de urgencia y enseñar la pantorrilla? Que no, que no es plan, que ya pasé por este bochorno embarazada de Míster, cuando me hice un esguince en un tobillo en la puerta del trabajo y tuve que ir a urgencias. Qué pelos! Qué vergüenza! Así que una vez desechada la opción de pasarme la silk-épil debido a la longitud de mis pelos, ayer pedí cita intentando ajustar mi horario y hoy me han dejado como la seda. Qué gusto!

No, no es nada cool

Y en cuanto Miss ha llegado del cole… al cine! Según nuestro calendario de adviento hoy tocaba cine, así que hemos ido a ver Campanilla y el Secreto de las Hadas. Con una Miss emocionada y entretenida comiendo palomitas, he aprovechado el inicio de la peli para twittear. Sólo un poco, eh! Que no llevábamos ni la mitad de la peli cuando me he puesto a llorar a moco tendido y casi no he parado hasta el final. Y sí, eran dibujos. Y sí, tengo 34 años. Y sí, debería aprender a controlar mis emociones.

Una de las preciosas escenas de la película Campanilla y el Secreto de las Hadas

Nada más salir del cine he llevado a Miss con mi suegra, que se ha llevado a los dos a mi casa para bañarlos y prepararles la cena hasta que llegara Papagoloso del entrenamiento. Yo me ido a una reunión de trabajo. A las 20.00 h, sí. Sin haber pasado por casa en todo el día desde que salí por la mañana.

Así que al pisar esta noche mi hogar, dulce hogar me he encontrado con Míster durmiendo y con Miss acostada pero encantada, y yo más, de seguir despierta. He cenado y aquí estoy; ahora ya muertita de sueño, con una lavadora llena de ropa mojada que espera ser tendida y deseando hincar el diente a unas seis horas de plácido sueño.

A esta le falta el portátil sobre las piernas

Por suerte, mis tardes normales las paso con mis dos hijos.

¿Qué tal vuestro día?

Puede que también te guste

15 Comentarios

  • Responder
    Y entonces llegó el caos
    13 diciembre, 2012 at 00:49

    Pues con decirte que son la 1.45 y aún sigo por aquí… Si es que a mis días les faltan horas, y eso que no tengo excusa, que yo no he tenido reunión de trabajo por la tarde!
    Oye, y qué horas de poner una reunión, no? Es normal o ha sido algo puntual?
    Bueno Golosita guapa, a ver si de una vez por todas consigo acostarme!
    Un besazo

    • Responder
      golosi
      19 diciembre, 2012 at 00:22

      Lo de la reunión es algo puntual. No es de mi trabajo "oficial", si no de otros con los que colaboro. Suelen hacer la reunión una vez al mes y siempre a esta hora.
      Un besote y mil gracias por venir, jeje

  • Responder
    batallitasdemama
    13 diciembre, 2012 at 07:29

    Ay, que gusto da cuando esos días terminan, yo hoy tengo uno de esos de no parar y encima tengo una paliza en el cuerpo por un resfriado que sólo quiero quedarme en la cama… enfin. Un beso y me alegro de que te gustara la peli.

    • Responder
      golosi
      19 diciembre, 2012 at 00:23

      A cuidarse Batallitas, aunque imagino que ya estarás recuperada, con lo que he tardado en contestar 😉
      Gracias por pasarte guapa

  • Responder
    La madre del monillo
    13 diciembre, 2012 at 08:39

    BUeno si te compensa, ayer fue un dia mortal, pero terminé como tú, a las 12.45 de la noche tendiendo una lavadora, después de una agotador día, y tengo la impresión que lo que queda de semana va ir a ese ritmo.

    Que ganas tengo de poder ir al cine con el MOnillo

    Besos

    • Responder
      golosi
      19 diciembre, 2012 at 00:24

      Lo de cine llegará pronto. Y lo de tu semana pues es comprensible viendo ahora la que montaste para la fiesta del Monillo. Eres una fenómena :)
      Guapa!

  • Responder
    chispuncita@hotmail.com
    13 diciembre, 2012 at 13:21

    Qué bien sienta depilarse, a veces, es como quitarse un gran peso de encima, una siente un alivio muy profundo, 😉

    Y si te sirve, yo lloro con muchas películas, incluso con algunas series, y tengo 36..así son las cosas..

    Espero que esas seis horas de sueño, fueran reparadoras.

    Un besito

    • Responder
      golosi
      19 diciembre, 2012 at 00:26

      Jaja, lo de quitarme un peso de encima es tal cual, pq con los pelos que tenía… jajaja (menos mal que tengo poca cantidad y sólo pecaba de largos, que si no…)
      lo de llorar se nos perdona, verdad? yo creo que incluso es saludable :)
      Un besazo goloso

  • Responder
    Amanda B.
    13 diciembre, 2012 at 17:38

    Mi día de hoy se resume a médicos, farmacéuticas, termómetro, apiretal y mocos, muchos mocos. Y me da que va para largo… si te sirve de consuelo a mi también me pillaron peluda en el embarazo, y lo mio tiene delito porque me pillaron en verano jajaja.

    Besitos!!

    • Responder
      golosi
      19 diciembre, 2012 at 00:27

      Jaja, qué bueno. El consuelo es saber que estas cosas pasan ·en las mejores casas" 😉

      Gracias!

  • Responder
    Nu
    13 diciembre, 2012 at 20:16

    Mi dia hoy tambien ajetreado, levantada desde las 6:00, teniamos analisi con Ma, intentando distraerle pq no paraba de pedir su bibi (que penita)hasta que se ha hecho la hora, despues a trabajar todo el dia. Y cuando ya tengo bañado, cenado y acostado a mi peque ya no tengo ganas ni de cenar, ni de depilarme, que tb me hace falta jijiji.
    Por cierto que gracia, yo creo que todo el mundo a pensado alguna vez esto de no voy depilada y si me pasa algo y tengo que ir a urgencias qué?

    Un besazo!!

    • Responder
      golosi
      19 diciembre, 2012 at 00:28

      hay que sacar tiempo de donde no hay, pero así es esto. Y podemos, vaya si podemos.
      Un besote de los mejores

  • Responder
    Bergeronnette
    18 diciembre, 2012 at 14:40

    Te puedes creer que se me había saltado este post?? Además campanilla, con lo que le gusta a mi hija… No se os hizo larga? llorar?? mira que yo también tengo la lágrima floja! Las tardes así son las más divertidas :)

    • Responder
      golosi
      19 diciembre, 2012 at 00:29

      Larga? Al contrario. Y es que dura poco más de una hora.
      Ve a verla, que seguro que te encanta. Una de mis amigas ha ido este finde y también se infló a llorar 😉
      Gracias por la visita, guapi.

    • Responder
      Bergeronnette
      19 diciembre, 2012 at 08:51

      Ahora con las vacaciones escolares, trataré de que el padre se quede con la petite e irme al cine con la mayor. Gracias :)

    Agradezco tu comentario